¿Puede una llamada telefónica reiniciar el corazón?

Por American Heart Association News

James Hardy/PhotoAlto, Getty Images
(James Hardy/PhotoAlto, Getty Images)

Read in English

Cuando el corazón deja de latir súbitamente, cada instante que pasa puede significar la vida o la muerte. Por ese motivo, los proveedores y promotores de servicios médicos de emergencia actualmente instan a los estados a establecer normas y capacitación uniformes para RCP dada por telecomunicadores.

Una nueva declaración de políticas, emitida por una fuerza de trabajo de la American Heart Association, señala los pasos de un sistema amplio que haría que los despachadores telefónicos del 911 den instrucciones de salvamento y RCP a transeúntes, mientras esperan la llegada del personal de primera respuesta. El informe, publicado el lunes en el boletín Circulation  de la AHA, destaca la necesidad de que el programa sea supervisado por médicos, así como de que ofrezca capacitación a telecomunicadores y cuente con comunicación eficaz entre el personal de primera respuesta.

"La RCP telefónica es muy importante", dijo el Dr. Michael C. Kurz, profesor asociado de medicina y cirugía de emergencia en la Facultad de Medicina de la Universidad de Alabama, así como director de la fuerza de tarea. "Puede duplicar o triplicar la supervivencia de un paro cardíaco ocurrido fuera de un hospital".

De acuerdo con la Sudden Cardiac Arrest Foundation, por cada minuto sin intervención, disminuyen en aproximadamente un 10% las posibilidades de que una persona sobreviva después de un paro cardíaco frente a testigos.

Los paros cardíacos suceden cuando el corazón deja de funcionar inesperadamente. Se aproxima que solo 1 de 10 víctimas los sobreviven. En los Estados Unidos, más de 350.000 personas al año tienen la experiencia de un paro cardíaco fuera de un ambiente de hospital.

Siete estados ya requieren que los despachadores del 911 tengan capacitación para dar RCP como telecomunicador: Minnesota, Wisconsin, Indiana, Kentucky, Virginia Occidental, Alabama y Luisiana.

Sin embargo, Kurz señala que eso realmente no es suficiente. Los resultados de una encuesta de la AHA realizada en 2010, muestran que, a nivel nacional, el 46% de los 2.000 centros de atención de llamadas de emergencia no proporcionan instrucciones para emergencias médicas.

Existe evidencia que indica que las instrucciones de RCP dadas por teléfono pueden mejorar las probabilidades de supervivencia, aunque el tema no se ha estudiado en forma extensa.

Un estudio publicado en 2017 en el boletín Resuscitation, encontró que los pacientes de paro cardíaco que recibieron RCP por teléfono tuvieron mayores probabilidades de sobrevivir después de ser dados de alta del hospital, comparados con personas que recibieron RCP de parte de transeúntes que no recibieron instrucciones por teléfono.

Aun en vista de su éxito, Kurz mencionó que se perciben amenazas, muchas veces no justificadas, acerca de la RCP telefónica. Ciertos lugares han vacilado en adoptar estas políticas debido a que hacerlo significaría autorizar a personas no expertas a administrar ayuda médica. No obstante, y, de acuerdo con la fuerza de tarea, las leyes del Buen Samaritano protegen a los transeúntes en cuanto a la responsabilidad. Entonces, al proporcionar dirección médica adecuada, la ganancia neta solo puede resultar positiva.

"Si la alternativa es que una persona fallezca, debe haber motivación para ofrecer RCP, agregó Kurz. "Los miembros de la fuerza de tarea sugieren que los municipios incluso adquieren una responsabilidad mayor al no proporcionar las instrucciones".

Otros estados, tales como Oklahoma y Misisipi, se encuentran en proceso de autorizar leyes sobre la RCP telefónica. Wyoming, Florida y Montana también tienen campañas activas al respecto.

La declaración recomienda que cada estado nombre a un director médico asignado con el cargo de supervisar el programa de RCP telefónica en forma "activa y participativa". También promueve que haya comunicación eficaz entre los equipos participantes involucrados, los cuales incluyen telecomunicadores, bomberos y ambulancias.

"Es necesario poder rastrear cada caso", dijo el Dr. José Cabanas, director médico del Departamento de Servicios Médicos de Emergencia en el Condado de Wake en Carolina del Norte. Cabanas fue miembro de la fuerza de tarea que originó la declaración nueva. Las cosas se dificultan "si no tenemos datos en todos los sistemas".

El comentó que se espera que la declaración sea una buena guía para ciudades y poblados que trabajan actualmente en la implementación de políticas de RCP.

"Es importante lograr un estándar más uniforme, para que todos los estados acojan las mejores prácticas en relación con la RCP telefónica. Son las recomendaciones que establecerían las bases".

Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a editor@heart.org.


American Heart Association News Stories

American Heart Association News covers heart disease, stroke and related health issues. Not all views expressed in American Heart Association News stories reflect the official position of the American Heart Association.

Copyright is owned or held by the American Heart Association, Inc., and all rights are reserved. Permission is granted, at no cost and without need for further request, for individuals, media outlets, and non-commercial education and awareness efforts to link to, quote, excerpt or reprint from these stories in any medium as long as no text is altered and proper attribution is made to American Heart Association News.

Other uses, including educational products or services sold for profit, must comply with the American Heart Association’s Copyright Permission Guidelines. See full terms of use. These stories may not be used to promote or endorse a commercial product or service.

HEALTH CARE DISCLAIMER: This site and its services do not constitute the practice of medical advice, diagnosis or treatment. Always talk to your health care provider for diagnosis and treatment, including your specific medical needs. If you have or suspect that you have a medical problem or condition, please contact a qualified health care professional immediately. If you are in the United States and experiencing a medical emergency, call 911 or call for emergency medical help immediately.