Precauciones acerca del coronavirus para pacientes y personas que enfrentan riesgos mayores

By Dr. Eduardo Sanchez, American Heart Association Chief Medical Officer for Prevention

(CDC/Alissa Eckert, Dan Higgins; inset: American Heart Association)
(CDC/Alissa Eckert, Dan Higgins; encarte: American Heart Association)

Read in English

El Dr. Eduardo Sánchez, M.D., M.P.H., FAAFP, director médico principal para prevención, de la American Heart Association, comparte consejos y recursos para pacientes y otras personas preocupadas acerca del coronavirus.

Conforme todos seguimos adaptándonos a la vida durante la pandemia de COVID-19 y establecemos rutinas nuevas, es extremadamente importante no bajemos la guardia.

La mejor forma de hacer eso es mantenernos firmes con las cosas sencillas que sabemos que pueden frenar la expansión del coronavirus. Son la mejor defensa que tenemos en contra del virus en estos momentos:

  • Siga distanciándose de los demás. Por lo menos a seis pies (1.5 m). De hecho, permanezca en casa lo más posible.
  • Lávese las manos con frecuencia; use agua y jabón y frótese las manos por lo menos 20 segundos.
  • No toque superficies públicas.
  • Use una mascarilla o un cubrebocas de tela cuando esté en lugares donde sea difícil mantener el distanciamiento social.
  • Cúbrase la tos y los estornudos con un pañuelo desechable y tírelo inmediatamente. Si no tiene pañuelo desechable, tosa o estornude sobre el doblez del codo o una manga larga.
  • Trate de no tocarse la boca o nariz, ni los ojos.

Siga manteniéndose informado acerca de esta pandemia que cambia rápidamente. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ofrecen información confiable que se actualiza en forma regular. Asegúrese también de seguir las instrucciones dictadas por los funcionarios de salud de su localidad o estado. Puede siempre encontrar actualizaciones para pacientes y consejos para mantenerse sano en heart.org.

¿Quién tiene riesgos de infectarse o tener complicaciones?

Sigue pareciendo que las personas mayores con enfermedad cardíaca coronaria o hipertensión tienen una mayor probabilidad de desarrollar síntomas más graves.

Sobrevivientes de ataques cerebrales y personas con enfermedades del corazón, que incluyen alta presión sanguínea y defectos congénitos del corazón, podrían enfrentar un mayor riesgo de tener complicaciones si se infectan de COVID-19. De acuerdo con los CDC, las personas con diabetes, sistemas inmunitarios comprometidos, enfermedades pulmonares crónicas y otros padecimientos subyacentes, también corren el riesgo de que la enfermedad se presente con más gravedad.

Incluso, las estadísticas tempranas a nivel nacional indican que parece que las personas de raza negra, así como los hispanos y latinos, se están viendo afectados en forma desproporcionada. Información proveniente de varias ciudades y condados indica que las personas de raza negra han tenido tasas de mortalidad mayores a causa de COVID-19. Muchas personas de este sector de la población son de por sí más vulnerables a riesgos cardiovasculares y de ataque cerebral, así como a las determinantes sociales de salud.

Si usted es empleado esencial o debe salir

Todos debemos ser más cautelosos si salimos del hogar. Tome en cuenta que todas las superficies son fuente potencial de infección y que todo lo que introduzca a su casa podría haberse contaminado con el virus. Limpie todos los paquetes y envolturas, tire las bolsas y luego lávese las manos.

Si es empleado esencial, tendrá más probabilidades de haberse expuesto al virus o incluso de contraerlo.

Las nuevas instrucciones de los CDC indican que podría permitirse que todo empleado crítico expuesto siga trabajando si no muestra síntomas y toma precauciones adicionales para protegerse a sí mismo y a los demás.

Dichas precauciones incluyen revisarse la temperatura y detectar síntomas antes de ir a trabajar, monitorear regularmente las condiciones de trabajo, usar mascarilla y practicar el distanciamiento social en el empleo.

Si se está resguardando en casa

La vasta mayoría de la población de los Estados Unidos tiene instrucciones de permanecer en casa, pero sigue siendo necesario tomar medidas de precaución, aunque estemos alejados de otras personas. Siga lavándose las manos vigorosamente y limpie y desinfecte las superficies en forma regular.

Llame al 911 si tiene una emergencia, como síntomas de ataque al corazón o ataque cerebral. Ciertos hospitales están repletos debido a COVID-19, pero los sistemas de emergencia tienen planes para asegurar que se brinden los tratamientos adecuados. Obtener atención médica en cuanto sea posible mejora las probabilidades de sobrevivir y el personal de primera respuesta tiene capacitación para evitar que se esparzan los gérmenes.

Manténgase en contacto con sus proveedores de atención médica. Tenga a la mano su información de contacto y pregunte si tienen disponible opciones para consulta virtual o mensajes instantáneos.

Si vive solo, haga una lista de contacto de personas de apoyo a quien puede llamar, como amigos, familiares, colegas y vecinos. Mantenga esa información en un lugar fácil de encontrar.

Haga un inventario de todos sus medicamentos. Asegúrese de tener lo suficiente para un largo periodo de tiempo. También averigüe cómo volver a surtir sus recetas si no puede salir de casa. Averigüe si su farmacia puede entregarle su nuevo surtido de medicinas. Su proveedor de atención médica, o su plan de salud, puede aconsejarlo al respecto.

Y, por supuesto, siga manteniéndose activo y aliméntese sanamente. Manténgase conectado con sus seres queridos ya que la sensación de aislamiento puede afectar negativamente su salud y bienestar.

¿Qué pasa si tiene síntomas del coronavirus?

Los síntomas comunes incluyen fiebre, tos y falta de aliento. Comuníquese con su proveedor de atención médica si tiene esos síntomas. Si siente las señales de advertencia de un ataque del corazón, o de un ataque cerebral, llame al 911 inmediatamente.

Si usted o una persona en su hogar está siendo investigado por expertos médicos como persona con un posible caso de COVID-19, o si se le confirma la enfermedad pero se encuentra lo suficientemente estable para recibir tratamiento en su casa, considere estas precauciones recomendadas por los CDC:

  • Asegúrese de contar con cuidadores adecuados en su hogar.
  • Asegúrese de que haya una habitación apartada en la cual se pueda recuperar el paciente sin compartir un espacio inmediato con otras personas.
  • Asegúrese que todas las personas que vivan en su casa puedan acatarse a las precauciones recomendadas para el cuidado o aislamiento en el hogar. Eso incluye cubrirse la tos o los estornudos; lavarse las manos constantemente; no tocarse la cara; y, asegurarse de limpiar las superficies con productos de limpieza.
  • Establezca reglas básicas para asegurar que la persona aislada pueda obtener comida y demás necesidades con un mínimo de riesgo.
  • Manténgase en contacto con sus proveedores de atención médica.

American Heart Association News Stories

American Heart Association News covers heart disease, stroke and related health issues. Not all views expressed in American Heart Association News stories reflect the official position of the American Heart Association.

Copyright is owned or held by the American Heart Association, Inc., and all rights are reserved. Permission is granted, at no cost and without need for further request, for individuals, media outlets, and non-commercial education and awareness efforts to link to, quote, excerpt or reprint from these stories in any medium as long as no text is altered and proper attribution is made to American Heart Association News.

Other uses, including educational products or services sold for profit, must comply with the American Heart Association’s Copyright Permission Guidelines. See full terms of use. These stories may not be used to promote or endorse a commercial product or service.

HEALTH CARE DISCLAIMER: This site and its services do not constitute the practice of medical advice, diagnosis or treatment. Always talk to your health care provider for diagnosis and treatment, including your specific medical needs. If you have or suspect that you have a medical problem or condition, please contact a qualified health care professional immediately. If you are in the United States and experiencing a medical emergency, call 911 or call for emergency medical help immediately.