Interrumpa el maratón de televisión con un cambio de posición

Por Genaro C. Armas, American Heart Association News

Westend61, Getty Images
(Westend61, Getty Images)

Read in English

Ya es más de la media noche, más allá de su hora normal de dormir y apenas va a empezar a ver su tercer episodio consecutivo de ese drama policíaco o esa comedia clásica mientras se sienta en el sillón con una manta.

Suena como una manera cómoda de relajarse en la noche. Solo trate de no hacerlo por demasiado tiempo o muy seguido, dijo Andrea LaCroix, distinguida profesora y jefa de la división de epidemiología en la University of California, en San Diego.

"¿El maratón de televisión es malo? Me gustaría decir 'No, no es malo'", dijo LaCroix. "Si se preocupa por los efectos cardiovasculares de sentarse por mucho tiempo, sin importar la razón por la que está sentando, es importante entender el hábito, o crear el hábito, de moverse de vez en cuando".

Un artículo de enero en la publicación European Journal of Preventive Cardiology que evalúo tres estudios anteriores relacionados a ver la televisión descubrió una conclusión similar: ver transmisiones por períodos más largos puede aumentar el riesgo de desarrollar coágulos sanguíneos.

Investigar el impacto que los maratones de televisión tienen en la salud es tan nuevo que un artículo del 2020 en la publicación International Journal of Environmental Research and Public Health, el cual evaluó 28 estudios anteriores, no encontró una definición en consenso del término 'maratón de televisión', excepto por "ver varios episodios de un programa de televisión en una sola sentada".

La palabra clave podría ser "sentada", o hacer eso demasiado. Los coágulos sanguíneos pueden formarse cuando algo disminuye o cambia el flujo de la sangre.

Después de casi una hora de sentarse, la sangre y los líquidos empiezan a acumularse en las piernas, dijo Bethany Barone Gibbs, profesora adjunta en la University of Pittsburgh, quien investiga el comportamiento sedentario y la actividad física. La acumulación lleva a una reducción en el flujo y en la circulación, así que la presión arterial empieza a elevarse para compensar el retorno de sangre al corazón.

LaCroix fue autora de una estudio del 2019 en la publicación Circulation de la American Heart Association, donde se descubrió que tanto las altas cantidades de tiempo sedentario como las mayores duraciones de dicho tiempo estuvieron asociadas con un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares en las mujeres mayores.

Otro estudio del 2019 en el Journal of the American Heart Association encontró que las personas que ven poco o nada de televisión y que son muy activas, viven aproximadamente dos años y medio más sin enfermedades cardíacas coronarias, derrames cerebrales e insuficiencias cardíacas que quienes frecuentemente veían televisión y no estaban activos.

Pero es muy poco probable que los hábitos de ver televisión cambien pronto, dada la proliferación de los servicios de transmisión y la fascinación con los menús de 'todo lo que puedas ver' que ofrecen varias temporadas televisivas. El gigante de las transmisiones, Netflix, dijo en el 2016 que los miembros prefieren terminar toda una temporada en una semana en vez de ver un episodio a la semana.

Más personas recurrieron a las transmisiones cuando se establecieron directrices de permanecer en casa al principio de la pandemia COVID-19 hace dos años. Según una encuesta de Nielsen, empresa de estadísticas de espectadores, el promedio de la cantidad acumulada de tiempo que la gente en EE. UU. pasó transmitiendo programas cada semana durante el segundo trimestre del 2020 fue de 142,500 millones de minutos, comparado con 81,700 millones de minutos durante el mismo período en el 2019.

La solución, dijo Gibbs, es levantarse y tomar un descanso.

"No tiene que deshacerse por completo de la televisión. Simplemente tiene que dividir el tiempo que ve la televisión", dijo Gibbs. "Levántese y lave los platos, guarde la ropa recién lavada o prepare su almuerzo. ¡Haga algo!"

Los investigadores están estudiando la cantidad ideal de tiempo que podemos permanecer sentados antes de tomar un descanso. Gibbs sugirió caminar por unos minutos cada hora y programar recordatorios en un reloj inteligente o en un monitor de actividad.

También recomendó asignar una hora para apagar la pantalla con el fin de preservar una buena noche de sueño y desactivar la opción de empezar automáticamente el siguiente episodio en el servicio de transmisión.

LaCroix recomendó ponerse de pie en los intervalos mientras ve televisión o en otras actividades típicamente estacionarias, como al hablar por teléfono. Tomar agua o una taza de té mientras ve televisión también pudiera ayudar porque con el tiempo tendrá que interrumpir el maratón con un viaje al baño.

"Muchas veces, se levanta y empieza a hacer algo y no quiere sentarse inmediatamente", dijo LaCroix. "La parte más difícil es simplemente cambiar de posición".

Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor envíe un correo electrónico a editor@heart.org.


Artículos de la American Heart Association News

American Heart Association News hace reportajes acerca de noticias del corazón y el cerebro. No todas las opiniones expresadas en estos artículos reflejan la postura oficial de la American Heart Association.

Las declaraciones, conclusiones, precisión y confiabilidad de los estudios publicados en revistas científicas de la American Heart Association o presentados en las reuniones científicas de la American Heart Association son únicamente las de los autores del estudio y no reflejan necesariamente la orientación o posiciones oficiales de la American Heart Association.

American Heart Association, Inc. es el propietario o el titular de los derechos de autor, y todos los derechos están reservados. Se concede permiso, sin costo y sin necesidad de solicitud adicional, para individuos, medios de comunicación y esfuerzos de educación y concientización no comerciales para vincular, citar, extraer o reimprimir estas historias en cualquier medio, siempre y cuando no se altere ningún texto, y se haga la atribución adecuada a la American Heart Association News. Ver términos de uso completo. Estas historias no se pueden utilizar para promocionar o respaldar un producto o servicio comercial.

DESCARGO DE RESPONSABILIDAD DE ATENCIÓN MÉDICA: Este sitio y sus servicios no constituyen la práctica de asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico. Siempre hable con su proveedor de servicios de salud para el diagnóstico y el tratamiento, incluidas sus necesidades médicas específicas. Si tiene o sospecha que tiene un problema o condición médica, comuníquese de inmediato con un profesional de la salud calificado. Si se encuentra en los Estados Unidos y experimenta una emergencia médica, llame al 911 o llame para obtener ayuda médica de emergencia de inmediato.