Mientras la COVID-19 detiene planes de vacaciones, logre en casa los beneficios saludables de viajar

Por American Heart Association News

Doug Behan and Lise Deguire during a 12-day trip to Machu Picchu, Peru in May 2011. (Photo courtesy of Lise Deguire)
Doug Behan y Lise Deguire durante un viaje de 12 días a Machu Picchu, Perú, en mayo de 2011. (Foto cortesía del Lise Deguire)

Read in English

Desde que se casaron en 2002, Doug Behan y Lise Deguire viajaron de safari a Tanzania, vieron puestas de sol en la caldera de Santorini en Grecia y caminaron la zona arqueológica de Machu Picchu en Perú.

Y, esas son solo algunas de sus excursiones. "Mi lista de deseos es visitar todos los continentes", dijo Deguire.

A principios de este año, la pareja de Yardley, Pennsylvania comenzó a planear un viaje de 12 días a Japón que harían en marzo. Pero luego las noticias de COVID-19 comenzaron a saturar los medios. Hacia febrero, tomaron la difícil decisión de cancelarlo y en su lugar reservaron un viaje de una semana a Nuevo México. Conforme el virus se fue esparciendo cada vez más, también eliminaron esa opción para reemplazarla con un retiro de tres días en un spa de su ciudad.

Sin embargo, el 19 de marzo, el estado ordenó que todos los negocios no esenciales cerraran sus locales.

"Eso fue bastante devastador", dijo Deguire. "Viajar me hace sentir muy viva, como si existiera en lo desconocido de manera muy emocionante y gratificante".

No solo son los turistas quienes cancelan sus viajes en estos momentos. La costa exterior de Carolina del Norte estableció puntos de revisión para visitantes, cerrando la entrada temporalmente a no residentes y a personas sin permiso. Es una de varias comunidades turísticas del país, que incluyen Key West y el Condado de Mono en California, que han solicitado un cese de visitantes, aunque se vean obligados a sacrificar dólares turísticos vitales para tratar de evitar la entrada de COVID-19.

También concuerdan con las recomendaciones de los Centros del Control y la Prevención de Enfermedades, las cuales recomiendan que la gente se resguarde lo más posible en casa y que evite viajar del todo, sobre todo si están enfermos.

Estas restricciones de viaje nunca vistas podrían tener graves consecuencias, dijo James Petrick, profesor, becario investigador y director asociado del departamento de estudios de posgrado del departamento de recreación, parques y ciencias turísticas de la Universidad Texas A&M en College Station.

"Sabemos que aprendemos mucho más cuando experimentamos cosas nuevas y que las relaciones se fortalecen cuando una pareja viaja junta", dijo. "Los beneficios que recibimos cuando viajamos no solo se dan en las vacaciones, sino que continúan posteriormente y se incorporan en nuestra existencia".

Doug Behan and Lise Deguire on the grounds of Ballynahinch Castle in Connemara, Ireland in July 2009. (Photo courtesy of Lise Deguire)
Doug Behan y Lise Deguire en los terrenos del castillo de Ballynahinch en Connemara, Irlanda, en julio de 2009.(Foto cortesía del Lise Deguire)

De hecho, varios estudios demostraron que tan solo planear unas vacaciones hace que las personas se sientan más felices.

Sin ni siquiera mencionar los beneficios de salud.

Un ensayo de 2000 que observó a hombres de mediana edad durante nueve años, encontró que los que tomaban vacaciones anuales tenían menos probabilidades de morir de ataques del corazón y otros problemas relacionados con el sistema cardiovascular. Asimismo, un estudio de 1992 encontró que las mujeres que salen de vacaciones regularmente tienen menores probabilidades de fallecer por ataque del corazón o coronario, comparadas con las que lo hacen con menor frecuencia.

Petrick dice que eso tiene sentido. "Si viajo a algún lado y regreso, me sentiré menos estresado que antes".

Y, el estrés puede afectar la salud y bienestar de muchas maneras. De acuerdo con el Dr. Anand Rohatgi, cardiólogo preventivo y profesor asociado de medicina en UT Southwestern Medical Center en Dallas, el estrés crónico puede inundar el cuerpo con compuestos llamados catecolaminas, que incluyen las llamadas hormonas del estrés como la adrenalina.

"Si tiene un aumento constante de catecolaminas en su sistema, eso puede ocasionar alta presión arterial y empeorar el metabolismo y la inflamación corporal", dijo Rohatgi. "Con el tiempo, también puede hacer que se acumule más placa en las arterias y que ocurran ataques del corazón y cerebrales".

"No importa qué ambiente tenga a su alrededor, si es estresante, alejarse de este puede mejorar la salud del corazón", añadió.

Ambos Petrick y Rohatgi dijeron que para lograr un efecto máximo las vacaciones deben diferenciarse del ambiente cotidiano, sobre todo en sus partes estresantes. Eso significa, por ejemplo, luchar contra la tentación de revisar el correo de la oficina.

"Es importante relajarse y no tener que pensar en cosas que añaden al estrés, como el pago de las cuentas, las responsabilidades del trabajo e incluso las obligaciones de cuidar a otras personas", dijo Rohatgi. "Querrá encontrarse en un lugar donde se aligere esa carga".

Sin embargo, ¿qué deben hacer las personas para lograr esos beneficios ahora que salir de viaje se restringe casi por completo?

Rohatgi recomienda salir a explorar parques y senderos nuevos, visitar zonas de su comunidad que desconozcan y desarrollar nuevas diversiones. Programar tiempo en soledad también es importante.

"Es bueno leer, escuchar música y programar un par de periodos diarios para salir a la intemperie y caminar", añadió.

Petrick recomienda que la gente use la creatividad para variar su rutina. Una idea es salir en automóvil y dejar que la suerte guíe el trayecto, quizás usando un dado para determinar en qué dirección dar vuelta al llegar a cada intersección. O hacer varios itinerarios de excursiones.

"Cuando nos salimos de nuestro ambiente de costumbre el cerebro se activa mucho más", indicó. "Si las vacaciones se dan en casa, hay que encontrar formas de hacerlas más novedosas".

Behan y Deguire tomaron este consejo en serio.

Por ejemplo, cuando organizaron una reunión para ver la película "El Señor de los Anillos" con sus hijas universitarias y una de sus amigas que se está quedando con ellos, toda la familia se disfrazó como los personajes de la historia, usando anillos que ya tenían y unas tijeras como espada y adaptando ropa vieja para las capas y las coronas de enano.

"Fue divertidísimo", dijo Deguire, aunque admite que no tan emocionante como irse de viaje. El clan completo tenía programado un crucero a Canadá en agosto, pero Deguire también lo canceló en abril.

"Todos estamos bastante triste, pero tenemos la esperanza de poder programarlo nuevamente", indicó. "Los recuerdos de nuestros viajes nos unen mucho como pareja y familia. Son muy importantes".

Nota del editor: Debido a los eventos en rápida evolución que rodean el coronavirus, los hechos y consejos presentados en esta historia pueden haber cambiado desde su publicación. Visite Heart.org para obtener la información más reciente y consulte con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y los funcionarios de salud locales para obtener la orientación más reciente.

Si tiene una pregunta o un comentario sobre este artículo, por favor mande un correo electrónico a editor@heart.org.


American Heart Association News Stories

American Heart Association News covers heart disease, stroke and related health issues. Not all views expressed in American Heart Association News stories reflect the official position of the American Heart Association.

Copyright is owned or held by the American Heart Association, Inc., and all rights are reserved. Permission is granted, at no cost and without need for further request, for individuals, media outlets, and non-commercial education and awareness efforts to link to, quote, excerpt or reprint from these stories in any medium as long as no text is altered and proper attribution is made to American Heart Association News.

Other uses, including educational products or services sold for profit, must comply with the American Heart Association’s Copyright Permission Guidelines. See full terms of use. These stories may not be used to promote or endorse a commercial product or service.

HEALTH CARE DISCLAIMER: This site and its services do not constitute the practice of medical advice, diagnosis or treatment. Always talk to your health care provider for diagnosis and treatment, including your specific medical needs. If you have or suspect that you have a medical problem or condition, please contact a qualified health care professional immediately. If you are in the United States and experiencing a medical emergency, call 911 or call for emergency medical help immediately.