Mantenga frescas por más tiempo sus frutas y verduras

Updated:May 2,2014

Keep Fruits & Vegetables Fresh Longer- widget

Mantenga frescas por más tiempo sus frutas y verduras

Nos pasa a todos: uno compra frutas y verduras frescas y las mete al refrigerador para encontrárselas, unas cuantas semanas después, marchitas y podridas.
 
Para evitar tirarlas, es importante saber dónde guardar las frutas y verduras y, además, cuáles alimentos se deben mantener separados entre sí. Algunas frutas desprenden etileno gaseoso, que puede hacer que otras frutas y verduras maduren y se pudran más rápidamente.
 
Estos consejos de almacenamiento ayudarán a que sus compras de frutas y verduras se mantengan frescas por más tiempo, de modo que le rinda más su dinero.
 
Consejos de almacenamiento en general: Guarde las frutas y verduras perecederas, como fresas, lechuga, hierbas y champiñones, en un refrigerador limpio, a una temperatura de 40 F o menos. Refrigere todas las frutas y verduras que vienen previamente cortadas o peladas.
 
FRUTA
Manzanas: las manzanas producen etileno gaseoso, así que guárdelas separadas de otras frutas y verduras en un sitio fresco y oscuro, o en el refrigerador, en una bolsa de plástico con agujeros.
 
Aguacates: guárdelos en una bolsa de papel sobre la encimera.
 
Plátanos: no coloque los plátanos verdes en el refrigerador y manténgalos separados de otros alimentos; madurarán muy bien en un frutero (Si quiere que una fruta dura de tan verde, como un aguacate, durazno, pera o ciruela, madure rápidamente, colóquela en una bolsa de papel junto con un plátano).
 
Bayas: arándanos, zarzamoras, fresas y frambuesas son productos delicados y no deben lavarse hasta que se vayan a comer. Manténgalos en el refrigerador en recipientes secos y cubiertos.
 
Cerezas y uvas: guárdelas en el refrigerador, sin lavar, en sus recipientes de plástico empacado o en bolsas de plástico hasta que se vayan a comer.
 
Cítricos: extienda el tiempo de caducidad de las naranjas clementinas, toronjas, limones, limas y naranjas guardándolos en el cajón del refrigerador para frutas y verduras o en una bolsa de malla dentro del refrigerador.
 
Melones: dejándolos sueltos, guarde el melón cantalupo y el melón de cáscara lisa en el refrigerador, incluso antes de cortarlos. La sandía puede guardarse en un sitio seco y oscuro, alejada de otras frutas y verduras. Una vez que sandías y melones han sido cortados, manténgalos en el refrigerador.
 
Fruta con hueso: conserve los damascos, las nectarinas, los duraznos y las ciruelas en una bolsa de papel sobre la encimera hasta que maduren, luego trasládelos al refrigerador, donde durarán unos cuantos días más.
 
Tomates:siempre guárdelos a temperatura ambiente, ya que el refrigerador hará que se pudran rápidamente. Póngalos en un frutero, de modo que queden holgados y lejos de la luz solar o de una fuente de calor (como la estufa).
 
 
VERDURAS
Brócoli y coliflor: la mejor manera de guardar el brócoli y la coliflor es en cajones separados del refrigerador, alejados de otras frutas y verduras.
 
Apio: déjelo suelto en un cajón del refrigerador, en un recipiente o en una bolsa de plástico sellados.
 
Mazorca de maíz: guárdela en el refrigerador, sin quitarle la cáscara.
 
Pepinos: guárdelos en el refrigerador, lejos de otras frutas y verduras, en el estante superior (la parte más “cálida” del refrigerador).
 
Berenjena: colóquela en una bolsa con agujeros y guárdela en el estante superior o intermedio del refrigerador.
 
Frijoles verdes: guárdelos en el refrigerador, en un recipiente o una bolsa sellados.
 
Verduras frondosas: verduras tales como lechuga, repollo, acelgas, col rizada (“kale”) y espinacas deberían lavarse y secarse, para luego envolverse, de manera holgada, en toallas de papel o en un trapo de cocina y finalmente colocarse en una bolsa de plástico, dentro de un cajón del refrigerador.
 
Productos de la familia de las cebollas: guarde el ajo, las cebollas y el ajo chalote en un sitio fresco, oscuro y seco, pero aparte de los demás alimentos ya que su olor es muy intenso.
 
Hongos: guárdelos, sin lavar, en una bolsa de papel dentro del refrigerador. La humedad los hace babosos.
 
Chiles y pimientos: guarde chiles y pimientos morrón en una bolsa de plástico en el estante superior del refrigerador.
 
Verduras de raíz: quite la parte superior, con hojas, de las zanahorias y chirivías, y luego guárdelas en una bolsa de plástico con agujeros dentro del cajón del refrigerador para frutas y verduras. Después de quitar la parte superior, con hojas, de nabos y remolachas puede guardarlos sueltos en el cajón del refrigerador para frutas y verduras. Guarde papas, batatas y camotes en un sitio fresco, oscuro y seco, como la alacena o la despensa.
 
Calabacín amarillo y calabacitas: guárdelos en bolsas de plástico dentro del refrigerador.


Derechos de autor © 2014 American Heart Association. Este artículo es presentado a usted por el programa Cocina Simple con el Corazón de la American Heart Association.. Para más artículos y recetas simples, rápidos y asequibles, visite heart.org/cocinasimple.