Cómo preparar un almuerzo saludable para llevar a la escuela

Updated:May 2,2014

How to Pack a Healthy School Lunch-widget

Cómo preparar un almuerzo saludable para llevar a la escuela

El hecho de preparar el almuerzo que los niños llevan a la escuela significa que usted sabe cuáles son los alimentos nutritivos que comen, a menos que lo cambien por otro o lo tiran a la basura.

Aquí encontrará algunas ideas creativas y económicas para que los niños sigan estando contentos y coman saludablemente en el momento del almuerzo:

Prepare sándwiches más beneficiosos
Si bien algunos niños prefieren comer lo mismo todos los días, es posible que a otros les parezca bien un leve cambio en su sándwich.
– Use panes distintos, como pan de trigo 100 % integral, tortillas (escoja tortillas con un bajo contenido 
   de grasas saturadas y trans), o bien pan árabe de trigo integral para sándwiches tipo “pita”.
– Además de lechuga, añada ralladura de zanahoria o tajadas de aguacate a un sándwich de pavo o de
   carne de res asada magra.
– Compre bloques de queso de marca genérica con bajo contenido de grasa y de sodio. Se ahorra
   dinero cuando usted mismo lo corta en tajadas. O bien, use un molde para galletas para cortarlo en
   figuras graciosas.
– En lugar de las carnes normalmente usadas para el almuerzo, pruebe con pollo a la parrilla o carne 
   magra de puerco que hayan quedado de sobra, o bien un sándwich de ensalada de claras de huevo.
– Siempre ponga los sándwiches en una mininevera para que se mantengan frescos y en buen estado.
 

Aproveche las sobras
Considere usar las sobras de una de las comidas favoritas de la familia para preparar el almuerzo del día siguiente. Invierta en un termo para que los alimentos se mantengan fríos o calientes hasta la hora del almuerzo. Aquí le describimos algunas ideas:
– Sopas de tomate, de verduras o de frijoles, con bajo contenido de sodio
– “Chili” preparado con carne de pavo o carne molida magra o extramagra
– Espagueti de trigo integral con salsa de tomate de bajo contenido de sodio
– Frijoles cocidos al horno con bajo contenido de sodio, guiso de frijoles o frijoles y arroz
 

Deje que remojen su comida
A veces puede permitir que sus hijos jueguen con su comida, especialmente cuando su valor nutritivo es mayor. Pruebe incluir uno de estos bocadillos para ser remojados:
– Tajadas de pera y manzana para remojarlas en yogurt de bajo contenido de grasa o en yogur natural
    descremado mezclado con mantequilla de cacahuate.
– Tiras de zanahoria, apio o pimiento morrón para remojarlas en “humus”, en salsa fresca o en una
    salsa de frijoles casero.
– Galletas saladas de trigo integral (escoja galletas con bajo contenido de sodio y grasas trans y 
    saturadas), o bien tiras de tofu (un producto de soya) bajo en sodio y cocinado a la parrilla para 
    remojarlas en una sopa de tomate o de verduras con bajo contenido de sodio.
– Semillas de girasol sin sal, cereal de trigo integral triturado y tajadas de plátano para mezclarlos 
   en yogur de vainilla de bajo contenido de grasa (sin azúcares añadidos), para comerlo con una
   cuchara, como si fuera un helado tipo “sundae”.
 

Involucre a sus hijos
Aunque dejar que los niños estén en la cocina podría significar más desorden, si ellos ayudan en la preparación de su almuerzo, es más probable que se lo coman. En las noches en que tenga un poco más de tiempo, por ejemplo, un domingo a la noche, haga que ellos mismos seleccionen la fruta o el tipo de pan que quieren y déjelos preparar su almuerzo. Haga que esto sea una rutina semanal: es otra excelente manera de pasar tiempo juntos en familia.


Derechos de autor © 2014 American Heart Association. Este artículo es presentado a usted por el programa Cocina Simple con el Corazón de la American Heart Association.. Para más artículos y recetas simples, rápidos y asequibles, visite heart.org/cocinasimple.